A poco más de dos años del accidente que lo dejara fuera de las pistas de carreras, las noticias de la salud de Michael Schumacher no son alentadoras.

Ante las restricciones de la información acerca del estado actual del siete veces campeón de la F1 que ha impuesto su familia, es Jean Tod quien hace estas declaraciones.

Jean Tod es el actual presidente de la FIA (Federación Internacional de Automovilismo) esta vez fue cuestionado acerca de lo difundido por el portal News Every Day, que decía que “solo un milagro podría salvarlo”.

Recordemos que el accidente que lo mandó al hospital, no ocurrió dentro de las pistas, sino en los Alpes, cuando se encontraba esquiando con su hijo.

“…De pronto perdió el control de sus esquís, golpeándose la cabeza con una roca, el golpe dejó serias lesiones…” se pudo leer en distintos medios.


Tod ha venido a confirmar lo que hace meses Luca Cordero De Montezemolo, presidente de la compañía ferrari quien declaró en ese momento:

“Tengo noticias acerca de él y lamentablemente no son buenas”

Según el portal británico The Daily Express:

“la recuperación del piloto son “dolorosamente lentos”

“no se atisba un milagro en el horizonte”

Se dice también que no puede hablar, no puede ponerse de píe y le resulta muy complicado reconocer su entorno.