La videoconsola que se vio envuelta en este asunto legal es la N3DS, cuya principal característica es que la pantalla muestra gráficos en 3D sin necesidad de lentes especiales.

En el año 2011 el entonces empleado Sejiro Tomita, socio de Tomita Technologies, demandó a Nintendo por infringir una patente, justamente relacionada a la pantalla 3D sin necesidad de gafas, por lo que el 13 de marzo de 2013 se sentenció a Nintento para que cubriera un pago de US 30.2 millones de dólares a favor del ex empleado.

Sin embargo en diciembre del mismo 2013 el juez Jed Rakoff decidió que Nintendo pagara el 1,82 % del precio de cada unidad vendida, ya que cuando fue presentada la demanda (2011) no era rentable.

tomita

Pero después de algunos años, la decisión del juez ha sido revocada después de la apelación presentada por parte del equipo jurídico de Nintendo.

nintendo_software_technology

“Esta sentencia confirma lo que hemos dicho desde el principio, y es la decisión apropiada”.

“estamos muy satisfechos con la conclusión del tribunal de que nintendo no infringe derechos de terceros”.

“Nintendo tiene una larga historia de desarrollo de productos innovadores, y que defienden agresivamente las demandas de patentes cuando nuestros productos no infringen, incluso cuando hay que hacerlo durante muchos años ya través de múltiples ensayos.”

Esperamos que en estos días se emita un comunicado detallando toda la información.