La transmisión de derechos es la forma en que una persona llamada titular transfiere uno o varios derechos a otra, bajo condiciones de tiempo y lugar determinados.

En la materia de derechos de autor, el uso de esta figura es común, pues emplea la transmisión de derechos patrimoniales o de explotación sobre obras literarias, audiovisuales, musicales, etc. Es decir, se otorga autorización para que alguien más las comercialice.

El titular de los derechos patrimoniales puede, a su libre albedrío, transferir sus derechos patrimoniales u otorgar licencias de uso; el objetivo de este tipo de transmisión es que alguien con experiencia, capacidad y conocimiento del ámbito, simplifique y extienda la explotación de una obra, lo que al final resultará en ganancias para el autor.

major-record-labels.jpg_w300h150

Las condiciones para que todo sea conforme a derecho es sencillo, quien recibe los derechos patrimoniales debe garantizar un pago a quien se los otorga, o bien un porcentaje de las regalías que la explotación de la obra genere; estableciendo de igual modo el tiempo de duración que tendrá esta transmisión.

Si por cualquier situación, en el convenio no se estableciera un tiempo determinado, éste sólo tendrá una duración y validez los primeros cinco años. Cumplido este plazo los derechos volverán a la situación que guardaban antes.

terminar contrato

También se deberá tener en cuenta, que esta transmisión o licencia puede ser exclusiva, es decir que el titular de los derechos garantice a quien los recibe, que será el único con quien entablará una relación de este tipo respecto a una obra determinada; aunque también existen transmisiones o licencias no exclusivas, éstas no garantizan a quien recibe los derechos que será el único autorizado para el uso y explotación de la obra.

Exclusivo

Hay muchos más elementos que se deben considerar al celebrar este tipo de actos, pues cada uno tendrá siempre algo de original ya que los objetivos varían, por ello deberás acudir con un especialista para conocer las condiciones que más te convengan, si pretendes que tus obras sean explotadas por alguien más.