Beyoncé Giselle Knowles-Carter, mejor conocida como Beyoncé, emprendió acciones legales contra una marca de ropa llamada Feyoncé.

La linea de ropa se dedica a vender prendas que hacen alusión a la cantante, pues además de utilizar su imagen, insertan parte de la letra de sus canciones en dichas prendas, lo que perjudica al público y la imagen de la artista estadounidense.

En la demanda, se establece que antes de iniciar estas medidas legales, la cantante intentó ponerse en contacto con la línea de ropa a través de sus allegados, con el propósito de que solamente retiraran los productos del comercio; sin embargo no consiguió respuesta, por lo que la demanda era la única vía.

La demanda fue presentada en la corte federal de Manhattan, exige el pago de daños y perjuicios, pues es evidente que al promocionar productos que vinculan a una artista de esta talla, la venta de los mismos incremente.

Estos problemas se evitarían si tan solo los imitadores se preocuparan un poco por los derechos de imagen, existirían muchas menos demandas, y el egreso de capital que deberían pagar  a la cantante por autorizar el uso de su imagen, quizás sería menor que el se emplea en asuntos legales.