En un intento por proteger los Derechos de Autor, la Procuraduría General de la República se alía con Motion Picture Association (MPA-México).

Así es como dio inicio la nueva campaña que en alianza estas dos instituciones realizan con el fin de dar a conocer y advertir al público de grabar filmes en las salas de cine, ya que constituye un delito.

Ana María Magaña, directora general del MPA, dijo que esto permite unir esfuerzos para fomentar la protección de los derechos y la propiedad intelectual de la industria cinematográfica.

sala-de-cine-de-Chile

El anuncio tiene una duración de 7 segundos, y se transmitirá antes de iniciar cada película, así se prevendrá a los asistentes para que no graben.

Si bien, propiamente el filmar dentro de una sala no es un delito, sí lo es el divulgar esas grabaciones con fines de lucro, por lo que podría pensarse que si a alguien es sorprendido realizando estos actos dentro de las sala será sacado de la función y atenerse a una demanda por infracción a los derechos de autor que no constituyen privación de la libertad, sino un pago monetario.

Es importante señalar que este anuncio es licito en todas sus aristas, ya que es un modo de prevención del delito.

Para el debido cumplimiento de este objetivo, se cuenta con la participación de la Unidad Especializada en investigación de delitos de derechos de autor y propiedad industrial, y de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR.