En Rumania, existe una ley desde los tiempos en que perteneció al movimiento comunista, en la cual, los presos puedan reducir sus sentencias por la  aportación cultural que puedan hacer.

Esta ley promueve la re inserción socio-cultural de los reos, ya que  mientras se encuentran presos y escriben algún  tipo de obra, su sentencia puede ser reducida

El porcentaje de libros escritos por presos ha incrementado en los últimos años, así lo dio a conocer el portal de noticias hotnews.ro, por lo que ha tocado el tema de corrupción.

Pues se han encontrado algunas curiosidades en cuanto a su escritura, tal es el caso de un reo que escribió un libro de 212 páginas en tan sólo 7 horas, lo que sin duda ha alarmado a las autoridades de ese país.

La ley declarar que los presos podrán obtener una reducción en su sentencia de 30 días por cada obra científica que publiquen, si así lo cree conveniente un juez.

rum

Según se ha dicho, la cifra en el año 2014 llegó a ser de 90 libros y aumentó en 2015 a 340.

Lo que ha llevado a pensar a estas autoridades que algunos reos con poder monetario amplio, han pagado a autores para que escriban en su nombre alguna publicación que les ayude a obtener la reducción de su pena.

Sería toda una hazaña que los presos, que no tienen un buen escritorio o precedente de autoría alguno, puedan crear obras en el estado en que se encuentran recluidos.

preso

Tal como fue señalado por Laura Stefan , analista del grupo de estudios Expert Forum, que fomenta la transparencia, quien dijo que estas obras tienen más que ver con la riqueza que algunos presos poseen, que con el intelecto.

“Lo que vemos… es el resultado de encarcelar a personas de alto nivel. Estas personas muy poderosas también son ricas y pueden permitirse asesoría de gran calidad, abogados que les enseñan cómo utilizar la legislación”. “La calidad de la obra es pobre, y algunas son copias descaradas”

Es por ello que los presos ricos, están en investigaciones; todo con el objetivo de determinar si esta sigue siendo una medida que promueve la cultura, o que corrompe a los presos hasta caer en la corrupción o plagio.