A lo largo de la historia musical, ya sea nacional o internacional hemos conocido grupos musicales de niños cantantes, muchas veces integrados por dos o varios miembros; pues son garantía de éxito, o al menos eso se cree.

Es por ello  que aquí te platicaremos de éstos y sus derechos de autor.

Si bien es inusual que un menor sea autor como tal de una obra, hay ciertos actos que establecen lo contratio.

Hoy platicaremos de los que involucran las actividades artísticas que estos pequeños realizan, tales como grabación de alguna canción, y/o presentaciones en vivo.

timbiriche-banda

Los derechos de autor, pensando en este tipo de “costumbre” han dejado claro que ellos poseen derechos de autor, pues existen los llamados derechos conexos, que son equiparables a los derechos de autor, sin embargo los primeros no afectarán ni provocarán menoscabo a los segundos.

Es por la existencia de los derechos conexos que los ejecutantes de temas musicales, o como también se les conoce: intérpretes, es que son titulares de ciertas prerrogativas.

cantante niño

En este tipo de asuntos debemos conocer lo que el Código Civil establece acerca de los menores, pues dice que la minoría de edad, entre otras, es una de las restricciones a la personalidad jurídica (no así los derechos que por nacimiento se adquieren).

Es por ello que los padres, o los representantes de estos menores intérpretes, ejercen sus derechos y/o adquieren obligaciones, siempre que estas obligaciones no menoscaben la dignidad de los representados. Pero al cumplir la mayoría de edad, esto cambia.

Hay que mencionar que la única manera para que un menor intèrprete ejerza este tipo de derechos, será únicamente después de un juez competente haya declarado su emancipación.