Quienes conocemos la serie The Big Bang Theory, conocemos también algunas de las tantas manías que el personaje interpretado por Jim Parsons posee (Sheldon Cooper).

Tal como sucede cuando se encuentra enfermo; según la serie y los productores, este personaje encuentra alivio al escuchar la canción que le cantaba su madre en la infancia (siguiendo la lógica y desarrollo de la serie).

Lo que nunca pensaron es que la letra que interpretan tanto “Sheldon” como “Penny” (Kaley Christine Couco) se encuentra protegida por derechos autorales, según el dicho de las hermanas  Margaret Perry y Ellen Chase, hijas de la poetisa Edith Newlin.

Dentro de esta serie, en el capítulo once de la primera temporada se utilizó por primera vez la canción Dulce Gatito (Soft Kitty ) cantada por la madre de Sheldon Cooper, “Mary Cooper” (interpretada por la actriz Lurie Metcalf )

Fue cuando los productores comenzaron a notar tal aceptación por la audiencia, que era de esperar que la utilizaran en más ocasiones, razón por la cual el pasado diciembre de 2015, las herederas de la escritora, presentaron una reclamación contra Warner, Fox, CBS y otras plataformas audiovisuales de Estados Unidos, donde la reclamación es el uso sin autorización del titular de los derechos.

sheldon

Dentro de la reclamación se ha argumentado que los créditos de esta composición se las otorgan a uno de los productores de la serie, divulgando que él ha sido el autor, lo que indudablemente es una violación a los derechos morales de la escritora. Es claro que también se ve vulnerado el derecho que poseen respecto al pago de regalías por su explotación.

Si bien el lucro que se genera con el uso de esta canción no es directo, hay versiones que afirman que la letra de esta canción se ha utilizado para decorar tazas, playeras y para ser explotada y difundida en diversos productos que se han comercializado.

Las demandantes han dicho también que esta canción sirve para identificar una de las características principales del que se ha vuelto el protagonista de esta serie, por lo que su utilización, es importante dentro de la serie.


La canción se encuentra dentro del libro infantil titulado Songs for the Nursery School. (Canciones para la Escuela Infantil) el cual se publicó en los años treinta, sin embargo la escritora original de la canción motivo de esta demanda, falleció el pasado 2004, es por ello que los derechos autorales por los siguientes 58 años, así como sus regalías les pertenecen a las herederas, si los datos que conocemos son correctos.

Los productores bien pudieron haber evitado tal reclamación de haber buscado una licencia de Uso por este tema.

Aunque no debemos omitir que tal vez derechos hayan sido cedidos por la autora a alguien más, lo que no significaría que se ha renunciadoa ellos.

Mientras esto se aclara y nadie aporte pruebas contundentes,las televisoras deberían detener el uso.