Recientemente hemos notado que se han violado los derechos laborales de los jugadores profesionales en México y aún se continúan tratando a estos como mercancía.

El día de ayer se anunció que Carlos “El Gullit” Peña ha sido transferido del Club León F.C. al Club Guadalajara S. A. de C. V. Pero en conferencia de prensa en la ciudad del bajío donde el jugador daba a conocer tal contratación, con lagrimas en los ojos manifestó “esta decisión fue de otros, no fue mía”, dejando entre ver que el no tuvo conocimiento ni el visto bueno para tal negociación.

Con ello queda de manifiesto que en la época actual aún se siguen haciendo en México transferencias de jugadores con el simple arreglo contractual de los dueños de los equipos y propietario de sus cartas, es decir; únicamente entre directivos, quedando fuera de dicho convenio el jugador donde solo se le informa en cual club jugará.

Con ello se viola los derechos laborales previstos en el Titulo Sexto Capitulo X, de la Ley Federal del Trabajo que en su articulo 295 a la letra dice que:

LOS DEPORTISTAS PROFESIONALES NO PODRAN SER TRANSFERIDOS A OTRO CLUB SIN SU CONCENTIMIENTO.

Es menester mencionar con ello que es necesario un sindicato único de futbolistas profesionales en México para que no se continúen dando situaciones como esta. Así poder tutelar los derechos laborales y obtener correctas transferencias, pagos de salarios y primas oportunas y en su caso, pensiones al finalizar su etapa profesional.