La marca deportiva estadounidense acaba de dar un gran golpe mediático con uno de los deportistas más importantes de Estados Unidos y con un gran reconocimiento a nivel mundial. Y es que firmó lo que es el acuerdo más largo en la historia de Nike y es con el basquetbolista LeBron James, de los Cleveland Cavaliers. El jugador firmó de por vida con la marca de la Swoosh.

En su último contrato firmado en 2010, LeBron ganaba 30 millones de dólares por año. Ahora, el oriundo de Ohio ganará, según fuentes de Nike, “mucho más que los 300 millones por 10 temporadas que firmó Kevin Durant”, en un contrato histórico para los 44 años de existencia de la compañía norteamericana.

“Podemos confirmar que hemos llegado a un acuerdo de por vida con LeBron que aportará un gran valor a nuestra marca”, aseguró Nike en un comunicado.

Este acuerdo con Nike supone que muy probablemente cobrará más por este concepto que por su salario con los Cleveland Cavaliers con los que firmó por dos años y cobrará 47 millones de dólares. Mientras que sus otros ingresos por publicidad, se estima que le reditúan unos 40 millones de dólares por año.

El acuerdo de Nike con LeBron se puede comparar con el que tiene con Michael Jordan. Éste en teoría no es de por vida, como es ahora el de LeBron, pero sí se ha mantenido a lo largo del tiempo.