En este año 2015, fue reiterado por el juez californiano George H. King el libre uso que posee la canción más típica de estos festejos.

Quien posee los derechos de la grabación de esta canción es Warner Chappel, hecho por el que las regalías generadas por la explotación de este tema musical, le pertenecieron.

Pero fue fuerte el rumor acerca de la existencia de problemas legales respecto a los derechos del tema compuesto por las hermanas originarias de Kentucky, Estados Unidos de Norte América, Mildred J. y Patty Smith. En la cual se pedía a Warner Chappel devolver las regalías mencionadas.

En el origen, la canción era para cantar a los alumnos de su guardería con diferentes letras, que podían ser a los cumpleaños o la llegada de las vacaciones, según las investigaciones, misma que se llamaba originalmente “Good Morning”

happy

Sin embargo el juez dio la noticia que esperábamos, pues la disquera ha actuado conforme a derecho, ya que la posesión de los derechos es legítima; los derechos que posee son de la grabación, mas no sobre la composición lírica.

La composición de la letra data de finales del siglo XIX. Es por ello que la “letra” ha sido declarada de dominio público.

Pero mucho ojo, pues si en alguna película u obra de teatro se usare la grabación que Warner realizó, incurría en una violación a los derechos de autor, pues si bien ya fue declarada de dominio popular, esto se refiere únicamente a la letra, por lo que la interpretación deberá estar deslindada de la realizada por la disquera.

composicionAl final de la historia, el juez efectivamente reiteró que los derechos autorales de la composición literaria son de dominio público, no así la grabación que fue realizada en 1983.