En tiempos donde los dirigentes de FIFA y las confederaciones de fútbol en el mundo, sobre todo en CONCACAF y CONMEBOL, hoy aparece un nuevo azote para el fútbol internacional: Football Leaks.

Así como WikiLeaks sacudió al mundo con la publicación de documentos privados referidos a la política, la economía y demás sobre todo de las grandes potencias a nivel mundial, ahora Football Leaks hizo su aparición en el orden mundial publicando información confidencial del deporte más practicado a nivel mundial.

Con servidores alojados en Rusia pero con información en portugués, Football Leaks tiene “300 gigas de información”, aseguraron vía mail a la agencia informativa EFE.

“Inicialmente, la idea era centrarnos en desenmascarar las polémicas y mentiras del fútbol portugués, pero mientras tanto fuimos recibiendo una gran cantidad de documentos que afectan a otros campeonatos y, principalmente, a fondos de inversión”, afirman desde su bunquer.

Recientemente la web reveló algunos contratos de Neymar, gestionados por Doyen Group, empresa que maneja la comercialización del brasileño.

En cuanto a los principales fondos de inversión sacados a la luz por Football Leaks, estos se pronunciaron al respecto: “Parecen ser una solución rentable pero, en realidad, todos los clubes más pronto o más tarde acaban con el agua al cuello. Es un virus que, si no se elimina a tiempo, no tendrá cura. Esos fondos hacen injerencias y presiones ilegítimas a los equipos”, concluyeron desde el anonimato.