El pasado veintitrés de noviembre realizamos una investigación titulada “LOS BORDADOS OAXAQUEÑOS ENTRE LA PROPIEDAD INDUSTRIAL Y LOS DERECHOS DE AUTOR” toda vez de la diseñadora francesa Isabel Marant y la firma Antiquité Vatic, se decía era propietaria de los diseños y modelos del traje tradicional de la comunidad mixe de Santa María Tlahuitoltepec, Oaxaca (nota que puedes consultar aquí: http://www.jorgeleon.mx/2015/11/los-bordados-oaxaquenos-entre-la-propiedad-industrial-y-los-derechos-de-autor/ ).

El hecho citado en el párrafo anterior, se ve aprovechado por personas físicas o morales, nacionales o internacionales, que sin ningún tipo de limitación pretenden apropiarse de los conocimientos tradicionales y creaciones artísticas de comunidades indígenas, con un claro afán lucrativo y mercantil a causa de lagunas en la ley de propiedad industrial.

Pero para aclarar el marco legal del régimen jurídico de propiedad intelectual, comencemos por citar en el ámbito del derecho internacional lo que dispone el artículo 31 de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, que afirma:

Los pueblos indígenas tienen derecho a mantener, controlar, proteger y desarrollar su patrimonio cultural, sus conocimientos tradicionales, sus expresiones culturales tradicionales y las manifestaciones de sus ciencias, tecnologías y culturas, comprendidos los recursos humanos y genéticos, las semillas, las medicinas, el conocimiento de las propiedades de la flora y la fauna, las tradiciones orales, las literaturas, los diseños, los deportes y juegos tradicionales, y las artes visuales e interpretativas. También tienen derecho a mantener, controlar, proteger y desarrollar su propiedad intelectual de dicho patrimonio cultural, sus conocimientos tradicionales y sus expresiones culturales tradicionales.


tejiendo_telar_cintura

En México es necesario adecuar el sistema jurídico, la Constitución federal y las leyes nacionales, incluida la Ley de Propiedad Industrial, a los postulados de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y los instrumentos internacionales en la materia, tal como lo acordó el año pasado la Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas de la ONU.

Con ello perfeccionar la figura colectiva de los pueblos indígenas como sujetos de propiedad intelectual en relación con su patrimonio cultural y natural, ya sea en la Ley de Propiedad Industrial o bien en una ley específica como sucede en Panamá, que tiene una Ley sobre el Régimen Especial de Propiedad Intelectual sobre los Derechos Colectivos de los Pueblos Indígenas para la Protección y Defensa de su Identidad Cultural y de sus Conocimientos Tradicionales.

0e5c29ce049549dbc0d3a720c9be9cee

En Oaxaca, una entidad caracterizada por su gran diversidad étnica y cultural ha instado a una iniciativa de reforma constitucional sobre los derechos de los pueblos indígenas y afro mexicano enviado por el gobierno de Oaxaca al Congreso local que propone: en el artículo 16, lo siguiente:

“B… las autoridades estatales y municipales, en relación con los pueblos indígenas deberán: VI. Adoptar medidas para reconocer y proteger la propiedad intelectual colectiva, respecto de su patrimonio cultural material e inmaterial, sus expresiones culturales tradicionales, conocimientos, prácticas tradicionales, lenguas y recursos genéticos…”


De lograrse el cometido, podría salvaguardar la cultura y expresiones artísticas de las comunidades indígenas de nuestro país, sentar precedente para que varios estados modifiquen su constitución local y a su vez la constitución federal sea reformada para que con ello no se vuelvan a suscitar casos como el de los diseños de los vestidos mixes.

oaxacassss