Históricamente Philips y PSV Eindhoven han ido de la mano. Y es que en 1913 un grupo de trabajadores de la empresa de electrónicos crearon al club holandés. Desde entonces la empresa nunca dejó de apoyar económicamente al club, pese a que meses atrás la empresa había anunciado que podría dejar de patrocinar al equipo lo que llamó mucho la atención.

Finalmente se confirmó un nuevo patrocinio por 22.5 millones de euros, aunque no como main sponsor sino como un aliado comercial e institucional importante para el club.

El logo de Philips estampará presente en las mangas de la camiseta, y además seguirá presente su nombre en el estadio.