Hace algunos años el Futbol Club Barcelona era uno de los pocos equipo de futbol que no contenia patrocinadores en sus uniformes. Poco después el club blaugrana comenzo con el patrocinio de la UNICEF. Hasta que llegaron patrocinadores que ofrecieron inverciones fuertes. Por lo que el  actual contrato con Qatar Airways suponía ingresos de 35 millones para los Culés y Josep María Bartomeu, presidente del club, pretendía duplicar la cifra.

La junta directiva iba a proceder a confirmar el nuevo patrocinio pero finalmente este no llego a darse. En el comunicado oficial que a continuación se cita menciona: “posponer la decisión que debe de permitir la firma de un nuevo contrato de patrocinio principal del club, prevista inicialmente para la Asamblea General que se celebrará el próximo domingo, 25 de octubre. Todo esto para cerrar el mejor acuerdo posible de patrocinio, ya que el nuevo contrato no tiene que entrar en vigor hasta la temporada 2016-17”.