Jürgen Klopp no cumplió su año sabático después de dejar el banquillo del Borussia Dortmund. Apenas unos cuantos meses después de eso, el alemán se enrola en su nueva aventura, ahora fuera de su país, para tomar las riendas de uno de los clubes más históricos de Inglaterra y del mundo: Liverpool FC.

Un multimillonario contrato fue el que firmó el autodenominado “The Normal One”, así se refirió a si mismo en su primer conferencia de prensa al frente de los Reds y en un tono de broma aludiendo a José Mourinho cuando llegó en su primer etapa al Chelsea cuando se autodenomino “The Special One”.

El ex del DT del Dortmund firmó un contrato que le redituará 10 millones de euros por año hasta 2018, con la posibilidad de extenderlo por uno más. Con esto se convierte en el tercer entrenador mejor pagado de la Premier League, sólo detrás de Arsene Wenger del Arsenal que gana 11.3 millones de euros y José Mourinho en el Chelsea que percibe 18 millones de euros por año.

Para que Klopp pueda percibir la totalidad del dinero de su contrato, deberá conseguir uno de los objetivos impuestos por la junta directiva del club inglés: clasificar a la UEFA Champions League, además de que obviamente está el deseo de volver a reinar en la Premier.