El jugador argentino, Jonas Gutiérrez comenzó en 2013 un tratamiento frente a un cáncer testicular. Cuando se recuperó el hoy jugador del Deportivo La Coruña aún tenía contrato vigente con Newcastle a quienes ahora demandará por discriminación, respaldado en la renovación de su contrato con las Urracas.

Según medios ingleses la demanda del Galgo sería por 3 millones de dólares amparándose en la Ley de Igualdad que está activa en Inglaterra desde 2010. El jugador declaró: “Lo que sentí en el último tiempo en el club fue una discriminación a partir de mi enfermedad. Me baso en lo que pasó después de la operación y el tratamiento. En los primeros cinco años en el equipo prácticamente no tuve ausencias. A partir del sexto, que inicio como titular, tengo una lesión muscular y, cuando vuelvo, me detectan un tumor en el testículo. Cuando vuelvo de la operación me dicen que me busque club. No son cosas normales para un jugador que no se había perdido partidos en los cinco primeros años”.

Y agregó: “A partir de mi periodo de quimioterapia vuelvo al club y se da también una cosa, que tenía una cláusula de renovación de contrato por una cantidad de partidos. En las últimas nueve jornadas, juego siete de titular y me faltaron dos partidos para llegar a esa cláusula. Después, nunca fueron capaces de decir las cosas. Lo habían premeditado, no habían actuado honestamente y terminaron diciéndome por teléfono que no continuaba. Les voy a estar eternamente agradecidos a los fans del Newcastle, a los empleados, la secretaria, los fisios, la cocinera. Pero hay otra gente de la que no recibí un mensaje ni un saludo desde la operación. Ellos saben quiénes son, no actuaron limpiamente”.