Si eres autor y vives de las ganancias que tus obras producen, o por casualidad realizaste una obra de cualquier tipo, existe la posibilidad de que alguien tenga interés en mostrarla al público.

La explotación de obras por un ajeno al creador es muy usual dentro del mundo de los Derechos de Autor, pues quien desea presentar al público las obras, cuenta con recursos materiales suficientes o al menos, de mayor alcance que los propios Autores.

Quiero dejar muy claro que los ingresos que se generen por al explotación de la obra deberán ser directamente pagados al Autor o a quien haya designado para éste cobro.

obras

Comencemos por decir que el interesado en explotar la obra podrá hacer uso de esta través de una Licencia de uso (podrán ser exclusivas o no exclusivas), la cual es otorgada por el autor, en ella deben estar claramente establecidos los siguientes puntos:

  1. El pago por el concepto de la licencia;
  2. El tiempo en que se podrá explotar la obra;
  3. Deberán ser por escrito;
  4. La cantidad por pago de las regalías generadas a favor del Autor;
  5. Expresar si se trata de licencia exclusiva o no exclusiva.

Además de las que ambas partes crean convenientes.

condiciones

Al firmar estas Licencia,quién explotará la obra queda obligado a poner todos los medios necesarios para la efectividad de la explotación.

Debes tener siempre claro el tiempo de duración de esta licencia y de todas las cantidades que como autor recibirás por la explotación de tus obras, así como las generadas por concepto de regalías.