Los árbitros de la Serie B italiana tendrán una nueva tarjeta en sus bolsillos, además de la roja y la amarilla. Sin embargo, esta no será para castigar. La Tarjeta Verde se utilizará para premiar las acciones de Fair Play durante un partido.

“No queremos castigar sólo a los que hacen algo mal, sino también lo contrario” indicaron desde la liga, agregando que esto comenzará desde fines de septiembre.

Además, el jugador que más tarjetas verdes acumule, recibirá un premio al final del torneo.