Si compraste una obra de arte y tu objetivo va más allá de tenerla en casa como un adorno y pretendes mostrarla a algún tipo de público ya sea en la página web de la galería, para reproducir una obra en un catálogo o en la invitación de una inauguración, para proyectar una obra de video-arte en su galería o, incluso, para exponer las obras de arte del artista en la galería para su venta, ¡ten cuidado! pues es posible que quien realizó esta obra te demande. La Ley del Derecho de Autor faculta a los autores para tal acto. Y aunque no siempre sucede por el desconocimiento de los alcances de este derecho, deberás estar prevenido.


pintores-boca

Muchas veces cuando adquirimos obras de arte, siendo éstas pinturas y/o creaciones únicas, y realizamos un pago al momento de adquirirlos, caemos en el error de creer que por haberla comprado, ahora todos los derechos nos pertenecen; pero no es así. Este es un error en el cual muchos compradores de arte caen, pues creen que después del pago, el AUTOR ha brindado todas las facultades que posee sobre la pintura.


pintor 1

Explicaré un poco, cuando se lleva cabo el acto de compra-venta mediante el cual adquieres una obra, lo único que se traslada es la posesión, la propiedad y el dominio parcial, no así los derechos autorales, es decir los derechos patrimoniales y morales le pertenecen aun al AUTOR.

Estos derechos autorales que se mencionan son aquellos que el autor tiene por el hecho de ser el creador de la obra, los cuales se refieren al derecho de ser reconocido SIEMPRE como autor de la obra, decidir si quiere que se divulguen, entre otros; así como recibir una remuneración por la explotación que sus obras tenga.

Es por ello que, aunque muchos desconocen este tema, deben saber que para poder realizar este tipo de acciones, es decir la de comprar una obra de arte y exponerla a un público (difundirla) debe ser a través de permiso expreso que el mismo autor otorga, problema recurrente en el que recaen galeristas muy a menudo.