El 27 de septiembre próximo, Cataluña celebrará sus elecciones a la Generalitat, un paso más en busca de su independencia de España. Para varear, el futbol no es ajeno a todo este movimiento social, político y económico, ya que en los últimos días surgió la noticia de que habían intentado registrar el nombre y derechos de la Liga Catalana de Futbol. 

Ante esto, la Liga de Futbol Profesional pidió su impugnación por “similitud de marca y de dedicación”. Cataluña se defendió argumentando que el proceso no había sido llevado a cabo por el gobierno, si no que lo hizo una persona ajena, que lo había hecho sin consultarles y sin la aprobación de alguna institución gubernamental.

La Justicia Española aún no se se ha proclamado formalmente respecto si el pedido seguirá su curso hasta ser una realidad o si aceptan el veto de la LFP.