Por cinco años, Ferrari y Shell seguirán unidos en su alianza estratégica en la Fórmula 1 que comenzó en 1930 y es el vínculo más antiguo de la elite del automovilismo mundial.

Shell es proveedor de su combustible V-Power y su lubricante Helix, además de brindar 150 personas de un staff técnico full time.

Si bien no se conocieron las cifras del nuevo acuerdo, el anterior contrato firmado en 1996 y con fecha hasta diciembre de 2015, tenía un valor de 36 millones de dólares.