EA Sports lanzó hace poco más de una semana la nueva edición de la franquicia que más les ha redituado: FIFA 16. Sin embargo hay algunos que no están conformes. Hace unas semanas el que se quejaba era Gregory Van der Wiel, jugador holandés del Paris Saint-Germain, que mostró su molestia porque los diseñadores del videojuego no le habían puesto sus tatuajes a diferencias de otros jugadores como Lionel Messi.

Ahora el que se quejó fue el juvenil inglés de 18 años del Chelsea, Kasey Palmer, quien mostró su molestia a través de su cuenta de Instagram, acusando a la compañía de no copiar exactamente su apariencia. Su corte y color de pelo, fue uno de sus principales quejas.