A cinco años de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, el Comité Organizador anunció que, tras las acusaciones de plagio por el logo oficial, descartó el diseño y buscarán uno nuevo.

Este no es el único del Comité Organizador, ya que a esto se le suma también las demoras en la construcción del Estadio Olímpico, con un presupuesto inicial que se consideró desproporcionado y marcó un fuerte retroceso en las obras y unas demoras que enseguida preocuparon al Comité Olímpico Internacional.

El diseño del logo oficial de Tokio 2020 fue hecho por Kenjiro Sano y denunciado por el belga Olivier Debie, creador del emblema del Teatro de Lieja.