30 mil euros gastó Cristiano Ronaldo en su nuevo capricho. Se trata de una estatua de cera de sí mismo que le fue encargada al escultor Michael Wade. El propio Wade fue quien creó la estatua de CR7 del Museo de Madrid.

“Ronaldo nos envió una equipación suya y sus últimas botas de fútbol. Pero nos pidió que dejáramos el pelo suelto” declaró Wade acerca de las peticiones de Ronaldo, quien además de contar con la estatua de Madrid, tiene otra en Funchal, su ciudad natal.