La decisión de José Mourinho de apartar a la jefa de los servicios médicos del club británico, Eva Carneiro, de los banquillos ha generado una oleada de críticas tanto al técnico luso como al conjunto inglés que está comenzando a dañar seriamente la imagen de la entidad londinense ante los patrocinadores, preocupados por los últimos desplantes de Mou.

Tras lo sucedido, la doctora del Chelsea acudió a las redes sociales para agradecer las innumerables muestras de apoyo recibidas por su actuación, algo que habría sido la gota que colmó la paciencia del entrenador portugués, cuya decisión inmediata, informan varios medios ingleses, ha sido la de apartar a la jefa de los servicios médicos del club del banquillo de los Blues. De este modo, Eva Carneiro seguirá al frente de los mismos pero no podrá sentarse junto a los jugadores.

Eva Carneiro llegó al Chelsea de la mano de Andres Villas Boas durante la etapa de éste como entrenador, con quién precisamente Mourinho no tiene buen feeling. Mourinho consideraría que el éxito que la doctora del club tiene entre el público masculino, incluido sus jugadores, podría acarrear que éstos no estuvieran suficientemente concentrados durante los encuentros.

Después de conocerse dicha decisión, los aficionados han incendiado las redes sociales británicas con mensajes de apoyo a la doctora y duras críticas tanto a Mourinho como al propio club, al que acusan de haber concedido patente de corso total al entrenador portugués, unas críticas que han comenzado a preocupar en los despachos del club londinense ante el daño que las acciones de Mourinho estarían provocando a la imagen del club.

Las firmas patrocinadoras del propio lusitano también han comenzado a inquietarse por esta nueva polémica ante el temor de que este último desplante del entrenador portugués pueda arrastrar su imagen como patrocinadores oficiales del luso.