En las últimas horas, RTVE, la radio-televisión pública en España, ha sido objeto de críticas en las redes sociales al anunciar la compra de un partido aparentemente sin importancia, uno más de los muchos que se disputan durante la pretemporada, entre el Borussia Mönchengladbach y el Porto de Iker Casillas, un encuentro que en principio tan sólo alcanza a mostrar el interés por ver, por primera vez en España, al ex portero del Real Madrid con una camiseta diferente a la del cuadro merengue.

La decisión generó una enorme polémica en las redes sociales españolas por el hecho en sí, agravada por la difícil situación económica por la que atraviesa el ente público. Así, no sólo se critica abiertamente el pago realizado por la adquisición de dicho partido (que no ha sido dado a conocer públicamente) sino además el hecho de que no haya ningún equipo español en medio y que se juegue tan sólo con el interés de ver a Casillas con la camiseta del Porto. Muchos internautas planteaban a RTVE si habrían comprado dicho encuentro entre dos equipos extranjeros si no hubiera estado sobre el campo el guardameta español. En Portugal hablan que el encuentro estaría dentro de un paquete de cinco partidos del club luso que habría adquirido el ente público español. Lo que sí está claro es que Casillas ya ha comenzado a convertirse en una buena inversión para el club lusitano.