El flamante turco Arda Turán, proveniente del Atlético de Madrid, nuevo refuerzo del Barcelona de Luis Enrique y que pese a que no podrá debutar hasta enero de 2016 por una sanción que recibió el club por la irregularidad en el traspaso de juveniles, fue muy bien recibido por los aficionados quienes rápidamente compraron su camiseta.

Casi 25 mil playeras, todavía sin dorsal, de Turán se vendieron en apenas dos días y la cifra es uno de los mayores récords de la liga española. “Quiero ganar todas las competiciones” dijo el jugador sobre la expectativa de su llegada al equipo blaugrana.