Neymar decidió gastar un poco de su fortuna y eligió como nueva adquisición un flamante jet privado que utiliza para sus viajes de larga distancia. El mismo, que cuenta con sus iniciales grabadas (“NJR”) le habría costado la nada despreciable suma de 10 millones de dólares.

El brasileño lo ha utilizado para volar a Las Vegas donde fue a visitar a algunos de sus amigos que compiten en la NBA como Trevor Ariza y James Harden.