La International Football Association Board (IFAB) le presentó a la FIFA su aval para comenzar a monitorear oficialmente el rendimiento y desempeño de los futbolistas durante los partidos.

Los EPTS (Sistemas portátiles de monitoreo de rendimiento) no podrán ser utilizados durante los partidos, aunque sus estadísticas de distancias recorridas, fuerza empleada, agotamiento y demás sean más que interesantes para los entrenadores.

Estos dispositivos ya se encuentran funcionales, con un diseño similar al de un corpiño deportivo. Sin embargo su utilización, ya aprobada, depende del deseo de las asociaciones y confederaciones.

Otro aspecto informado por la International Board y la FIFA es que los datos son totalmente confidenciales, sin poder ser vendidos o difundidos.