El primer ‘bombazo’ del verano ya está aquí: Arda Turan, a falta de que se haga oficial, jugará en el Barcelona la próxima temporada. El club azulgrana ha llegado a un acuerdo con el Atlético de Madrid y pagará una cifra cercana a los 35 millones de euros por el centrocampista turco.

El futbolista y su representante ya habían dejado claro en los últimos días que el futuro del centrocampista estaba lejos del Vicente Calderón. Lo que nadie esperaba es que Arda acabase jugando en otro equipo español. Chelsea y Manchester United habían sonado como los destinos más probables para el talento que asombró en el club rojiblanco las últimas temporadas.

El representante del jugador niega contactos
Al igual que Aleix Vidal, Arda no podrá jugar con el Barcelona hasta que pase la sanción FIFA, a finales de año. El futbolista turco, que tiene una cláusula de 41 millones de euros, le costará al club azulgrana cerca de 35 millones.

Por otro lado, el representante del jugador, el turco Ahmet Burut, declaró a EFE que “no hay contactos con el Barcelona”.