Los trabajos de renovación en Stamford Bridge plantearon a Wembley y a Twickenham como las posibles nuevas casas del Chelsea por el tiempo que duren las obras. Ahora, todo indica que Roman Abramovich, dueño del club londinense, presentaría una propuesta formal a la Federación Inglesa (FA) para utilizar el mítico Wembley por dos temporadas.

La propuesta formal del magnate ruso estaría cerca de los 15 millones de euros anuales, que es el costo que supone el alquiler del estadio. Sin embargo, la intención del Tottenham de también utilizar Wembley transitoriamente en lo que queda su nuevo estadio en North London para 2018, sería el único problema y que enfrentará a la FA para decidir a qué equipo rentar el inmueble.