Con Río de Janeiro 2016 a la vuelta de la esquina y Tokio 2020 en el horizonte próximo, los Juegos Olímpicos de 2024 aún se encuentran en el proceso de postulaciones y candidaturas.

La noticia pasa por la baja de Boston de su deseo de ser la ciudad sede. “Me niego a hipotecar el futuro de la ciudad. Este es un compromiso que no puedo hacer sin garantizar que la ciudad y sus residentes serán protegidos” dijo Martin Walsh, alcalde. El motivo radica en que el COI quería firmar con Boston, al igual que con todas las ciudades que se postularon, una clausula donde no se haría responsable de cualquier costo extra en el segundo evento deportivo más grande del mundo.

Ahora, las ciudades que mantienen firme sus candidaturas son Roma, París, Hamburgo, Toronto y Budapest.