Miguel Herrera, técnico de la Selección Mexicana, lanzó polémicos tuits de apoyo al Partido Verde Ecologista de México en plena jornada electoral, lo que se considera un delito.

Tras su primer mensaje, el ‘Piojo’ fue objeto de duras críticas en Twitter, a lo que contestó: “Ésta es mi decisión personal ustedes voten y manifiéstense por su preferencia”.

Con esto el “Piojo” violó el código de ética de la Federación Mexicana de Futbol, el cual cita: “Independientemente de la ideología de las personas y del respeto que se les debe otorgar, todo el que esté sujeto a la aplicación de este Código de Ética deberá mantener una posición neutral ante asuntos de carácter religioso y político”. Otros que están metidos en investigación son los jugadores Marco Fabián y Oribe Peralta que lanzaron tuits de la misma índole.

La FIFA, en su código de ética, dicta a sus agremiados que:

En sus relaciones con instituciones gubernamentales, organizaciones nacionales e internacionales, asociaciones y agrupaciones, las personas sujetas al presente código (…) tendrán la obligación de mantener una posición política neutral.

Los tres recibirán multas de entre 1500 y 2000 días de salarios mínimos. Cada uno se habría embolsado hasta 200 mil pesos por hacer proselitismo político en las redes sociales a favor del Partido Verde Ecologista de México.