Zlatan Ibrahimovic no fue embajador de ninguna marca deportiva en poco más de los últimos 6 meses. Tal es así que una vez finalizado su contrato que duró ocho años con Nike, el sueco utilizó botines de distintas marcas pintados totalmente de negro.

Sin embargo, en el último partido de Suecia, el delantero del PSG tuvo en sus pies los nuevos Mercurial X Vapor Silver Storm y todo indica que está de regreso en la marca de la Swoosh.

En un principio, su contrato sería por cuatro años y a cambio de entre 2 y 2.5 millones de dólares anuales.