Líderes comunitarios anunciaron el martes que utilizaron una ley oscura para pedir a un juez de Cleveland presentar cargos de asesinato y homicidio agravado en contra de los agentes de policía implicados en la muerte a tiros de Tamir Rice, con 12 años de edad, en 2014.

Los líderes, desconfían de un sistema de aplicación de la ley que en los últimos meses se negó a procesar a varios oficiales involucrados en la muerte de personas desarmadas en todo el país, invocarán una ley de Ohio (utilizada raramente) que permite a las personas a solicitar cargos criminales contra otros.

“Estamos pidiendo un arresto”, dijo el abogado Walter Madison frente al Centro de Justicia en Cleveland el martes.

Madison, junto con otros seis líderes comunitarios integrados por activistas, miembros del clero y otros líderes religiosos, consultores de la justicia penal, presentaron seis declaraciones juradas antes de la conferencia de prensa: homicidio agravado, asesinato, homicidio involuntario, homicidio imprudente, homicidio voluntario, y negligencia del deber.

Rice fue baleado fatalmente en noviembre mientras estaba en un parque. Alguien llamó al 911 y reportó que estaba jugando con un arma. El video del incidente mostró al Oficial Timoteo Loehman dispararle rápidamente en el torso, solo porque Tamir llevaba una pistola de juguete.