Un evento de la magnitud de la final de UEFA Champions League tendrá importantes consecuencias en la economía de Berlín, ciudad sede del mayor evento futbolístico a nivel de clubes en el mundo. Según estimaciones del gobierno local, ingresarán hasta 120 millones de euros en concepto de alojamiento, comidas, transporte y más.

Esta cifra supera por mucho a los 54 millones que ingresó Lisboa en la final entre Real Madrid yAtlético de Madrid la temporada pasada.

Los hoteles en la capital alemana tienen ocupación completa para los días previos a la gran final y encontrar una habitación es toda una odisea. La UEFA otorgó oficialmente 20 mil entradas a cada equipo (el resto son entradas de protocolo para organizadores, patrocinadores y más) y de esta manera esta será la cifra mínima que se espera de Culés y Bianconeris.