Santos de Brasil acudió a la FIFA para pedir compensaciones respecto al fichaje de Neymar con Barcelona hace dos años. El presidente del club brasileño Modesto Roma dijo que recibió 17.1 millones de euros por la transferencia, pero que investigaciones en España comprobaron que Barcelona pagó casi 83.3 millones de euros.

La decisión pasa ahora a manos del Comité de Arbitraje de la FIFA, que determinará quién tiene la razón. La parte derrotada podrá recurrir más tarde al Tribunal del Arbitraje Deportivo (TAS), explicó la abogada del club Fatima Bucker.

En España respecto al llamado “Caso Neymar”, el juez José de la Mata, de la Audiencia Nacional, decidió el 13 de mayo enviar a juicio oral al presidente del Barcelona, Josep María Bartomeu, su antecesor en el cargo, Sandro Rosell, y al propio club por delitos contra Hacienda.  Con las investigaciones hechas, el magistrado evaluó que el costo del astro brasileño habría ascendido a 83.3 millones de euros por diversas circunstancias.