La industria del running en México se mueve con velocidad: busca duplicar su tamaño en cinco años, para alcanzar un valor de 40 mil millones de pesos. Las cifras de hoy en día son ya históricas y como no serlo si tomamos por ejemplo Park Drive en Central Park que fue recorrida por 127 corredores en la primera edición del Maratón de Nueva York en 1970; tan sólo 100 personas conformaron el público. En 2014, sumaron 50 mil participantes y millones de televidentes observaron la competencia.

México no está al margen de este crecimiento en la práctica y asistencia. El año pasado, sólo en la Ciudad de México, se realizaron 200 maratones, y a nivel nacional fueron cerca de 1,000.

Datos de Deutsche Bank revelan que a nivel global, sólo por concepto de productos relacionados, Nike tiene ingresos al año por 2,000 millones de dólares y Adidas de mil 200 millones.

El Maratón de la Ciudad de México ocupa el lugar 30 dentro del ranking mundial, y el plan de la presente administración, encabezada por Miguel Ángel Mancera, es llevarlo al top 10.

“En la edición de 2014 asistieron cerca de 25 mil corredores, pero algunas calles que conforman el recorrido son muy estrechas”.

Destaca que Estados Unidos, una de las naciones pioneras en la organización de carreras, ha sabido direccionar los trabajos para establecer una personalidad a cada maratón, un punto pendiente en México.

Este año el tema para el maratón de la capital del país será la música. “Se ha vuelto un evento de buen nivel. Hace dos años escuchabas los cláxones de los automovilistas exigiendo pasar. Y en 2014 fue una gran fiesta; los vecinos se involucran y participan al apoyar a los corredores”, comenta Jesús Ayala, director y fundador de RunMX, quien dice que el running en México seguirá a la alza en los próximos años.