Hace 10 años era impensable que el cuadro de la ciudad Condal tuviera un patrocinador en su camiseta, ahora Barcelona está pensando en ponerle ‘apellido’ al Camp Nou. El beneficio económico podría llegar a ser de 200 millones de euros, cifra que sería irrechazable para el cuadro catalán y para cualquier equipo.

El presidente Josep María Bartomeu lo indicó durante su presentación en el Círculo de Economía. Mediante un informe realizado por la consultora Deloitte sobre el impacto económico del Barcelona en la capital catalana.

“De los 600 millones de inversión que necesita el Espai Barça, 200 estarán financiados por una entidad de crédito, 200 más serán de fondos propios y los otros 200 por la venta comercial del nombre del estadio”, ha apuntado.  Bartomeu confirmó que no se cambiará el nombre del estadio, sino que se añadirá el nombre de una marca comercial al nombre de Camp Nou. Qatar Airways es el patrocinador que más podría estar interesado en invertir para que su marca patrocine el nombre del recinto.