Si no pagas por el producto, entonces el producto eres tú

En la actualidad todos usamos redes sociales, los cuales tienen una política de privacidad en la cual muchos ni siquiera nos tomamos la molestia de leer sin saber lo que esto implica. Por ejemplo, cada vez que nosotros damos click a las flechas de los navegadores para continuar buscando, esto implica que la información que se usó fué recolectada y ese tipo de información que consideramos “inutil” es de bsatante utilidad para muchas compañías.

Entonces, si no queremos que nuestra información personal sea utilizada por múltiples compañías, lo que tenemos que comprender primero es que todos aquellos mencionados anuncios que ofrecen servicios/productos de manera gratuita, y que te solicitan abrir una cuenta nueva para hacer uso de la plataforma se deben de leer los términos y condiciones del servicio, por más largos, tediosos y aburridos que puedan parecer para saber que es lo que estas cediendo a la empresa.

Por ejemplo, una plataforma para compartir fotografías, implica que todas las fotos que ya fueron utilizadas, ahora pertenecen a la compañía y estas pueden ser utilizadas a su gusto, sin importar si son fotos familiares ó personales.

La manera en que se puede proteger la información personal para cuidar nuestra privacidad, es utilizar navegadores, desconectados ó de incógnito los cuales permiten tener mejor uso de tú información personal.