Si todavía no se deciden a ver esta increíble película, les dejamos unas buenas razones para que dejen de dudar.

Furious 7 en su primer semana de estreno superó por mucho cualquier expectativa. Y no es para menos ya que la cinta a pesar de presentar en cada cinta lo imposible (Por ejemplo autos que vuelan de un helicóptero sin morir en el intento) es fácil dejarse llevar por la asombrosa trama.

Y bueno, el final perfecto y el homenaje perfecto se presentan en honor a Paul Walker, el actor que falleció  en un accidente de tráfico en el 2013. Bien comentó el elenco que dicha cinta sería en honor a la memoria de Paul y como fan de la saga, estoy más que satisfecha con el trabajo que hicieron para el actor.

La séptima parte de la franquicia desborda escenarios y una gran variedad de coches, además de lo ya clásico peleas autos, y mujeres.

Dom (Vin Diesel) y su equipo se están aclimatando a vivir en el lado correcto de la ley cuando son atacados por Shaw (Statham), decidido a vengar la muerte de su hermano, quien murió en Fast & Furious 6. Shaw es una de las gradnes fuerzas especiales secretas de Europa y por ende una gran amenaza para los Toretto.

Dirigida por James Wan (Saw, Insidious), Furious 7 destaca por sus hazañas en automóvil.

Cuando los personajes no están en sus carros, andan peleando a puño limpio, y el estilo de Wan hace ver esas escenas como iluminadas por luces estroboscópicas. Incluso Letty (Michelle Rodríguez), la única mujer del equipo, lanza puñetazos.

En fin, de verdad aunque sea por curiosidad es una gran cinta recomendable para ir a palomear.