Un pequeña guía de que hacer en caso de descubrir que una obra tuya fue sujeta de plagio.

Si descubriste que tu obra o algún otro contenido de tu titularidad fué plagiado, lo primero que requieres hacer es mantener la calma y esperar durante 24 horas. Si tu obra ya se encuentra registrada por Safe Creative ya tienes gran parte del camino.

Sin embargo no lo es todo, y en ultimas todo depende de las circunstancias de cada caso:

1. Lo ideal es asesorarte con un experto en la materia: Lo cual implica un abogado especialista en  la materia (abogado en propiedad intelectual), este es un principio básico dado que muchas veces por una u otra manera no se llega a tener y esta es la mejor garantía para poder tener mejores posibilidades de éxito y no perder el tiempo.

2. Hacer una evaluación de la situación: Con la cabeza fría se requiere definir que es lo que quieren hacer ¿Que se retire el contenido? ¿Pedir una indemnización? ¿Vale la pena confrontar por un párrafo o es plagio de un libro que se distribuye sin autorización? a eso nos referimos con fríamente y de una u otra manera después de eso, decidir como actuar.

3. Solución a ambas partes: En la mayoría de los casos de plagio se da por alguna confusión u error no intencionado, dado que la mayoría creen que lo que se encuentra en la web es “gratis” y que se puede hacer uso de  manera libre. Recordemos un principio general del derecho que dice “El desconocimiento de la ley no lo exime de su cumplimiento” sin embargo es importante el plantearse si es mejor una solución amistosa para el problema. En un porcentaje importante de casos con un correo amable para retirar un contenido, acreditar correctamente o respetar una licencia creative commons el problema se suele solucionar. Si pese a dicho acercamiento el tema no se arregla, hay más cosas que puedes hacer.

4. Reune las pruebas necesarias. Baja de Safe Creative(o del registro de propiedad intelectual online que estés usando), si no lo has hecho ya, tu certificado de registro así como el contenido registrado. Esa prueba se la podrás facilitar a tu abogado si lo tienes. Si necesita más información técnica sobre la fuerza de la prueba, que se ponga en contacto con nosotros que nuestros abogados estarán encantados de aportar la documentación que se precise.

5. Asegura las pruebas necesarias Tu abogado tomará las medidas pertinentes para asegurarse que no desaparece la evidencia del presunto delito. Normalmente esto es algo que se hace ante un notario. Ten en cuenta que si inicias un proceso y luego el sitio que te ha plagiado “desaparece” podrías encontrarte en la situación de no poder mostrar que tu contenido ha sido usado ilícitamente. Puedes usar PageStamper.

6. Envía una carta de notificación. Una opción que tienes, si lo deseas y por probar si surte efecto, es mandar una carta de incidencia desde nuestra plataforma. En Safe Creative, tienes la opción de enviar una carta de “cease and desist”. Ve a tu vista de “Mis obras” al desplegable de “Más acciones” y selecciona: “Incidencias”. Necesitas tener la dirección de correo electrónico de la persona que presuntamente usa ilícitamente tu contenido. Rellena los campos para enviar la carta. Podrás hacer seguimiento de dicha incidencia y comprobar si se ha accedido a tu demanda o no.

7. Emprender acciones legales. Si el envío de la incidencia no hace cambiar de actitud al presunto plagiador o incluso aunque lo haga, puedes emprender acciones legales, eso sí; siempre aconsejado y guiado por un abogado experto.

Muchas veces, hay personas que no quieren o no pueden pagar a un abogado. Si éste es el caso, y la carta de incidencia no hubiera surtido efecto, puede poner en evidencia el caso, sin difamar ni insultar, usando las herramientas que ofrece Internet para la difusión de hechos así.