Aston Martin demanda por aprovechamiento ilícito de la imagen de su marca y con ello impedir que el Thunderbolt de Henry Fisker llegue a la calle.

Hace unos cuantos días los amantes del autmovilísmo enloquecieron con el nuevo trabajo de Henry Fisker, y su obra maestra ” El Thunderbolt”. Nos referimos a un Aston Martin que no ocultó sus orígenes y enfocado a conquistar a todos aquellos clientes por su estilo más agresivo y moderno que la llegada acabo por los propios recién nacidos de la marca británica. Sin embargo la respuesta de Aston Martin no tardo en hacerse ver y, es que para ellos el Thunderbolt es una copia no autorizada de todos sus deportivos.

Tan, no se quedaron de brazos cruzados que sus abogados ya se encuentran trabajando y presentaron una demanda en Los Ángeles argumentando un aprovechamiento ilicito de la imagen de su marca. La marca británica alega la creencia de que Fikser calcó las claves estéticas de su marca con algunas variaciones, una de ellas las famosas branquias en las aletas delanteras.

Un dato que merece la pena recordar. Henrik Fisker fue director de diseño de Aston Martin entre 2001 y 2003.

image image image image image image image image