El piloto sostiene que tiene contrato en vigor, anterior a los de Nasr y Ericsson y quiere correr el GP en Melbourne.

La Corte del Estado de Victoria (Melbourne, Australia) ha visto hoy la causa del piloto holandés Giedo Van der Garde contra el equipo Sauber de F1, pero no emitirá veredicto hasta el miércoles. Van der Garde, que el pasado año era probador del equipo en el que corrían Adrian Sutil y Esteban Gutiérrez, ha pedido al Tribunal que obligue a Sauber a restituirlo como piloto titular del equipo de F1. Sostiene que tenía un contrato válido con el equipo y aportó el el dictamen de la Oficina de Arbitraje de Contratos de Suiza, donde están registrados todos los contratos de la F1.

Sauber, con graves problemas financieros, decidió ‘despedir’ a sus pilotos y firmó contratos con el brasileño Felipe Nasr y con el sueco Marcus Ericsson, que aportaban fuertes patrocinadores y ello permitiría la continuidad del equipo. Rodney Garret, abogado de Sauber, se opuso a la petición de Van der Garde alegando “cuestiones de seguridad. Hay un gran riesgo de que sufra un accidente grave, incluso mortal, lo que es inaceptable. ”. Por ejemplo, adujo que Van der Garde no había realizado pretemporada y no conocía el nuevo Sauber C34 “y no hay tiempo para que aprenda”, y no sólo que podría se peligroso para él y sino también para otros participantes.

van-der-garde-demanda-a-sauber-ante-un-tribunal-australiano

El piloto, presente en la audiencia, replicó que está familiarizado con el pilotaje de un F1, que en ocasiones se ha subido a pilotos sin experiencia alguna y él ya ha corrido en F1. Además, realizó hace un mes un test en Valencia con un GP2 del equipo de Adrián Campos para estar en forma. Y citó el ejemplo de Pedro Martínez de la Rosa, llamado por Sauber para reemplazar sobre la marcha a Sergio Pérez, indispuesto, en el GP de Canadá de 2011. Garret también adujo que el coche estaba a medida de sus dos pilotos, Nasr y Ericsson –ambos estuvieron presentes en la audiencia– , pero en aquel caso de De la Rosa, los mecánicos pusieron el coche a la medida de Pedro en poco más de dos horas, También adujo el problema de que Van der Garde no está cubierto por la póliza de seguros. Un tema que es asimismo solucionable en poco tiempo.