¿Ya han escuchado hablar de las licencias Creative Commons?

Antes de explicarles este tipo de licencias, cuando encuentren cualquier obra con este símbolo © antepuesto implica que  el titular, cesionario tiene un derecho exclusivo de explotación sobre una obra o producción de las protegidas por la Ley de Propiedad Intelectual. Con esto el autor deberá indicar específicamente el lugar, año de divulgación de la obra y por medio de dicho símbolo se entiende que este es titular de los derechos de la obra.

Parecerá broma pero aunque no lo crean también existe el copyleft, así es y este es un movimiento cultural alternativo al sistema tradicional del copyright en el cual se aboga por el uso de licencias libres con el objeto de compartir y reutilizar recursos.

Existen varios tipos de licencias libres y las más utilizadas son las mencionadas Creative Commons. Esta es una organización fundada por Lawrence Lessing sin ánimo de lucro y dicha organización ofrece modelos de licencias libres que permiten a los autores depositar su obra de forma libre en internet, limitando los usos que se pueden hacer de las mismas. CC esta muy relacionada con el movimiento de acceso abierto en el que se incluyen instituciones para que los autores pueden al momento de depositar sus documentos elegir las condiciones de acceso y protección a sus obras.

Con las licencias CC el autor autoriza por completo el uso de su obra sin embargo esta sigue estando protegida, CC se podría decir que a diferencia del copyright que implica “todos los derechos reservados” con este se tienen “algunos derechos reservados”.

Las cuatro condiciones para las licencias CC :

Reconocimiento:El autor permite copiar, reproducir, distribuir, comunicar públicamente la obra, realizar
obras derivadas (traducción, adaptación, etc.) y hacer de ella un uso comercial, siempre y cuando se cite
y reconozca al autor original.

Sin obra derivada: El autor no permite generar obras derivadas.

No comercial: El autor no permite el uso comercial.

Compartir igual: El autor permite copiar, reproducir, distribuir, comunicar públicamente la obra, y
generar obras derivadas pero bajo la misma licencia.

Los seis tipos de licencias Creative Commons son:

Reconocimiento: El autor permite copiar, reproducir, distribuir, comunicar públicamente la obra, realizar obras derivadas (traducción, adaptación, etc.) y hacer de ella un uso comercial, siempre y cuando se cite y reconozca al autor original.
Reconocimiento – Sin obra derivada: El autor permite copiar, reproducir, distribuir, comunicar públicamente
la obra, y hacer de ella un uso comercial siempre y cuando siempre y cuando se cite y reconozca al autor
original. No permite generar obra derivada.
Reconocimiento – Sin obra derivada – No comercial: El autor permite copiar, reproducir, distribuir, comunicar
públicamente la obra, siempre y cuando siempre y cuando se cite y reconozca al autor original. No permite
generar obra derivada ni utilizarla con finalidades comerciales.
Reconocimiento – No comercial: El autor permite copiar, reproducir, distribuir, comunicar públicamente
la obra, y generar obras derivadas siempre y cuando se cite y reconozca al autor original. No se permite
utilizar la obra con fines comerciales.
Reconocimiento – No comercial – Compartir igual: El autor permite copiar, reproducir, distribuir,
comunicar públicamente la obra, y generar obras derivadas siempre y cuando se cite y reconozca al autor
original. La distribución de las obras derivadas deberá hacerse bajo una licencia del mismo tipo. No se permite
utilizar la obra con fines comerciales.
Reconocimiento – Compartir igual: El autor permite copiar, reproducir, distribuir, comunicar públicamente
la obra, generar obras derivadas y hacer de ellas un uso comercial, siempre y cuando se cite y reconozca
al autor original. Se permite la distribución de las obras derivadas pero única y exclusivamente con una licencia
del mismo tipo.

Todas las licencias CC obligan al reconocimiento del autor de la obra y, si el autor quiere, también deberá indicarse la fuente donde se ha publicado. Las licencias CC son  gratuitas y por lo mismo, la mejor manera de asegurar la remuneración del autor es excluyendo los usos comerciales y las obras derivadas (es decir la licencia de Reconocimiento – No comercial – Sin obra derivada). Estas licencias se establecen a perpetuidad, lo que quiere decir que es toda la duración de la protección de la obra. El autor se reserva el derecho, en cualquier momento de explotar la obra con otra licencia (sea Creative Commons o no), o retirarla, pero la licencia previamente otorgada continuará vigente. Las licencias Creative Commons no tienen carácter de exclusividad, por tanto el autor puede otorgar otras licencias sobre la misma obra con condiciones diferentes, pero las subsiguiente licencias sólo se podrán otorgar en régimen de no exclusividad.

El uso de obras con licencias Creative Commons obliga a:
Cuando un usuario decide utilizar una obra con una licencia Creative Commons, se convierte en licenciatario y se compromete a aceptar y respetar las condiciones de la licencia establecida por el autor.

Como en todo en el caso de las infracciones a las licencias CC las sanciones serán derterminadas ante tribunales. Al tratarse  de una infracción directa (por un usuario de la licencia Creative Commons), el autor podrá demandar por infracción de la propiedad intelectual y por incumplimiento contractual (ya que la licencia crea un vínculo directo entre autor y usuario/licenciatario).