Tras a llegada de Netflix a Australia, no quitan el dedo del renglón por licencias mundiales

Hace poco Netflix llegó a Australia, una de las principales cunas de la piratería y VPN, en entrevista con el el CEO de Netflix explico que una gran herramienta que puede funcionar a los medios australianos para evitar el uso de VPN, son usuarios que esten de acuerdo en pagar por los contenidos es decir que estos puedan ofrecerse de forma global y sin barreras artificiales en Internet.

Para Reed Hastings, CEO de Netflix la solución implica que las licencias que otorguen los titulares de derechos de autor de los contenidos sean globales y con esto se permita que el contenido que se ofrezca a los usuarios sea el mismo en cualquier lugar del mundo, para disminuir y erradicar el uso del VPN  y poder concentrarse en la lucha contra la piratería. La cual en palabras del CEO se produce en parte “porque los usuarios no tienen acceso al contenido” y eso es lo que podría combatir las licencias globales.

Sin embargo, aquella piratería que se produce simplemente porque el usuario no quiere pagar, es más difícil de combatir. Aquí habría que agregar que las licencias globales también podrían hacer que los costos para accesar a los contenidos bajaran.

Netflix también está luchando una batalla por la neutralidad de la red en los Estados Undios “en una sociedad donde el Internet se vuelve importante, el público no quiere que sea controlado por el proveedor de servicios de Internet (ISP)”, dice Hastings.

“Los consumidores no quieren que el ISP monitoreé lo que está viendo y lo que no  Ellos no quieren que el ISP limite las opciones… Mientras más importante se convierta Internet en una sociedad más se le consume como un servicio básico como el agua y la electricidad, y no algo para ser manipulado por el proveedor”.