El gasto mínimo ordena que cada equipo invierta el 89 por ciento del tope salarial del 2013 al 2016 en efectivo. A lo largo y ancho de la liga, los 32 equipos de la NFL deben gastar un combinado de 95 por ciento del tope salarial a lo largo de esos cuatro años.

Aunque la liga como un todo está gastando al nivel del 95 por ciento al punto medio previsto en el periodo para el gasto mínimo, 10 equipos están por debajo del límite del 89 por ciento: los Oakland Raiders, Jacksonville Jaguars, Carolina Panthers, Dallas Cowboys, Pittsburgh Steelers, Washington Redskins, New Orleans Saints, New England Patriots, y ambos equipos de New York, Giants y Jets.

La pregunta de cara al periodo de agencia libre del 2015 es cuánto afectará, en su tercer año de existencia, el gasto mínimo a las cantidades que se inviertan. Para Raiders y Jaguars, el impacto podría ser enorme.

El sistema básicamente obliga a los Jaguars y Raiders a ser los jugadores más importantes de la agencia libre. Después de dos años del periodo de gasto mínimo, los Raiders están en el 80.19 por ciento de sus topes salariales del 2011 y 2012. Los Jaguars estarán en 82.19 por ciento. Además, los Jaguars están 66.8 millones de dólares por debajo del tope salarial del 2015. Los Raiders estarán al menos 56.5 millones por debajo el límite, una vez que la terminación del contrato del profundo Tyvon Branch sea oficial.

No se sorprendan si los Raiders se mueven para tratar de conseguir a cuatro o cinco agentes libres no restringidos de renombre. Los Jaguars podrían estar en busca de tres o cuatro nombres importantes. Podrían ver al ala cerrada Julius Thomas y al esquinero Byron Maxwell dirigirse a Jacksonville, mientras que los Raiders podrían cortejar al tackle defensivo Terrance Knighton, centro Rodney Hudson, ala cerrada Jordan Cameron y uno de los receptores más importantes, que no sea designado jugador franquicia.

Los que más gastan en la agencia libre usualmente no tienen éxito. El año pasado, los Tampa Bay Buccaneers gastaron más de 143 millones de dólares en contratos de agentes libres no restringidos, y terminaron con la primera selección del draft después de una campaña de 2-14.

Pero no está fuera del reino de la posibilidad que los acuerdos correctos puedan acelerar por uno o dos años el proceso de reconstrucción en Jacksonville y Oakland. La temporada pasada, ambas franquicias parecían haber hecho las movidas adecuadas con los pasadores que reclutaron. Los Raiders sienten optimismo respecto a Derek Carr. Blake Bortles de Jacksonville sufrió a lo largo de su primera temporada porque se le pidió lanzar demasiado, pero tiene la imagen de un pasador con gran futuro.

Si los equipos pueden rodear a sus jóvenes mariscales de campo con buen talento, sus registros pueden mejorar. Pero deben acertar. Una de las razones por la que ambos equipos están tan lejos del límite de gasto mínimo es que no cuentan con suficientes jugadores buenos en plantilla que merezcan extensiones contractuales. Bajo las reglas actuales, un club no le puede dar a un recluta de draft una extensión contractual hasta el cuarto año. Los Raiders y Jaguars no pueden discutir extensiones con Carr ni Bortles hasta el 2017, lo que no ayuda para el actual periodo de gasto mínimo.

jaguars-gal_2013091714565296_600_400