Barcelona recibe a un Manchester City que deberá jugar su mejor partido de la temporada para avanzar en la Champions League, luego de la ventaja culé en el partido de ida.

El Barcelona afronta el desafío de octavos de final de la Champions League 2014-2015 ante el Manchester City en la mejor de las condiciones, en un buen momento de juego, como líder de la Liga Española y con la mejor versión de Leo Messi. Después del 1-2 de la ida, los de Luis Enrique Martínez son favoritos para volverse a situarse entre los ocho mejores equipos del Continente de nuevo, una posición de privilegio a la que se ha acostumbrado.
Le llega la hora de la verdad al Barça en la misma semana. En cinco días se juega su continuidad en Europa y la posibilidad de dejar un poco más atrás en la Liga al Real Madrid, dos compromisos en el Camp Nou, donde los azulgranas, salvo dos pinchazos puntuales (Celta y Málaga) se ha mantenido a buen nivel.

A todo ello hay que añadir el ascendiente que los azulgranas sobre los equipos ingleses, a los que ha superado últimamente con excepción de aquel Chelsea de la temporada 2011-2012, el día que Pep Guardiola empezó a despedirse del banquillo culé. De hecho, los azulgranas buscan el récord de ocho participaciones consecutivas en los cuartos de final. En los últimos 30 partidos de ‘Champions’ jugados en el Camp Nou, el Barça solo ha perdido uno, con 23 victorias y 6 sempates. Ante los equipos ingleses, en casa, los azulgranas han ganado 16 partidos, empatados 11 y perdidos dos. El enfrentamiento es una repetición del que ambos equipos tuvieron la pasada temporada. Entonces el Barça ganó los dos partidos, un 0-2 en la ida y un 2-1 en la vuelta. Ahora, la ventaja para el Barça es de un 1-2, que pudo ser un 1-3 si Messi no hubiera errado un penalti a última hora en el partido de ida.

article-2575810-070372C600000514-419_634x417

Ante los ‘citizen’, Luis Enrique no podrá contar con Sergio Busquets. El medio barcelonista sufre una lesión en el tobillo y no llegará a tiempo para el partido de mañana y difícilmente al del próximo domingo ante el Real Madrid. Esa baja permitirá al asturiano reforzar su centro del campo con la presencia de su jugador de referencia, Javier Mascherano, quien abandonará el eje defensivo y pondrá su anticipación al servicio de la causa. La única duda en el once del Barça estriba precisamente en quién será el sustituto en defensa de Mascherano. Las dos opciones son Marc Bartra y Jérémy Mathieu, dos jugadores con un perfil totalmente diferente.