La red social de Youtube cada vez se vuelve más estricta pues hasta un pobre gato fue castigado por las duras reglas de la página.

Resulta que la popular web ha bloqueado el acceso al video de un gato ronroneando por violar derechos de autor, informa ‘The Guardian’.

El usuario Digihaven subió una grabación de una hora de su mascota ronroneando en 2014, pero hace unas semanas le llegó la notificación de que ese sonido pertenecía a las compañías discográficas EMI y PRS.

Animals___Cats_Surprised_little_red_cat_044432_